Simon Rodriguez

******************* RAZONES******************

 

A esta hora, me doy cuenta
de qué rompiste el espejo de mis actos,
que has dejado de ser champagña pura
para convertirte en soledad permanente.
Que por más que cante en tu guitarra
y te bañaste en las aguas de mi cuerpo
no fui más que una espera
para continuar tu vida de cansancios.
Tu fresca y temprana juventud
te embriago locamente sin horarios
y haciendo de cuentas
que la suerte de los dos estaba echada
pusiste candado a nuestros besos.
Y dándote la vuelta
te buscaste un largo camino del silencio

brazos falsos "amores falsos"

Porque no enfrentamos
al cotidiano pasos de las aves
que estuvieron desde el primer día
en nuestros pañuelos.
Porque nos alejamos de la música
que surgía del sonido de las hojas
que vibraban al paso de lo nuestro.

Tu y yo éramos un cometa
en pleno vuelo de miradas
de mordeduras?

de roces fuego y de besos sexo.
Y jamás nos alejamos de la unidad del cuerpo.
Siempre estuvimos en medio de las sábana
puras de la unión y del fuego.
Y ya vez que nos llegó el momento
aquel que siembra cruces
deshoja las rosas, enrarece al viento,
y deja a la roca suspendida
en la oscura mirada de la tarde

Sin ser niños consumimos caramelos
hemos ido dejando su dulzor en media calle.
De allí que encontrándome con tu silencio
en toda esquina
Sólo anheló tu regreso,más no importa lo que haya pasado,
aunque sea sin prisa
pero trayendo un barco de ilusiones
para seguir navegando en nuestro
encierro ....

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante ha sido la lectura de tu poema amigo Eduardo.
    Saludos de amistad y afecto
    Críspulo el Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.