Ludvaldo

TERCER SONETO SOBRE LOS CELOS

Monstruo que en sí combina amor y miedo,

híbrido de las Furias y Cupido,

cariño acongojado y resentido,

veneno que al amante amable y ledo

 

convierte en enemigo cruel y acedo,

tóxico que en los ánimos vertido

les quita sin remedio el buen sentido,

del afecto más noble vil remedo,

 

antifilosofal piedra que el oro

muta en plomo de garfios y cadenas,

zahorí perverso porque aflora venas

 

de amargas aguas provocando el lloro

y manantial no más que de desvelos

es el odioso engendro de los celos.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios4

  • Angst

    Los celos pueden llegar a ser un enemigo fatal del amor, debemos controlarlos y no suponer cosas que no vemos. Recibe mi saludo y abrazo de fin de semana.

  • El Hombre de la Rosa

    Un grato y hermoso placer leer tus preciadas letras amigo Ludvaldo..
    Hermosas tus estrofas..
    Saludos de afecto y amistad...
    Críspulo el de la Rosa...

  • Ludvaldo

    Gracias y un saludo.

  • Ludvaldo

    Muchas gracias, Miguélez.
    Valoro especialmente tus halagos, por venir de quien vienen.

    Abrazos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.