Ludvaldo

SONETO A MIGUEL ÁNGEL MIGUÉLEZ

A tanto tropo y tanta floritura

que embellecen tus versos, Micaelo,

hoy pretendo elevar mi loor al cielo

imaginario de la literatura.

 

¡Cuánta ciencia verbal, cuánta cultura

y cuánto descorrer de Erato el velo

hay de tu arte en el sublime vuelo,

que a la solar carrera torna oscura!

 

Si sigues en la tuya dando pasos

volviendo a tus lectores aún más ledos,

reinarás en las letras castellanas,

 

pues verás tras de ti a los Garcilasos,

los Góngoras, los Lopes, los Quevedos,

los Tirsos, los Herreras, los Aldanas.

 

Osvaldo de Luis

 

 

Comentarios9

  • mariarl

    eh cuanta sapiencia nos abruma
    caballero que buen verso

  • DAVID FERNANDEZ FIS

    Muy bien merecido soneto a nuestro gran amigo,un abrazo

  • grabra

    ¡Me encantan tus versos en su conjunto!. . .Sin duda merecido poema,un abrazo y "Felicitaciones y Aplausos" para los dos.

  • El Hombre de la Rosa

    Grata y preciada la lectura de tus letras amigo Ludvaldo
    Saludos y amistad

  • Ludvaldo

    Muchas gracias a todos, pero ¿dónde está el elogiado?, ¿escondido y ruborizado en un rincón?

  • Ludvaldo

    ¡Bravo, amigo!, ¡ole las plumas rápidas!

  • CARMEN DIEZ TORIO

    Un buen soneto para quien bien merecido lo tiene. Un beso para ambos.

  • la negra rodriguez

    Bien merecidop dicho homenaje para mi amigo el sargento lobo, que destaca por su bella manera de versar

  • Alfredo Daniel Lopez

    ¡Dios mio! excelente soneto Oswaldo, yo también quedo anonadado cuando leo a Miguel Ángel, es un erato en toda de eso se ve a cada rato, pues tiene pluma facil y el tintero de su cerviz esta pleno de agradables letras castellanas.
    He visto su sonedo de respuesta que te a dedicado, se ve que no le cuesta escribir sobre la marcha, por su sangre corren letras que bombea su cabeza. En unos minutos crea figuras, luego enlaza metáforas y embellece, lo que para el neófito es natural y corriente.
    Es un virtuoso de las letras y tú le sigues los pasos, de aquí a Garcilazo teneís un buen trazo.
    Mirándolos me quedo sin palabras, solo una pregunta oprima mi garganta, ¿podré algún día escribir con tanto encanto?.

    Un abrazo poeta, un saludo hermano las letras nos unen y la pasión por ellas nos consume

    Alfreado Daniel López.

    • Ludvaldo

      Muchísimas gracias por sus halagos, Alfredo, y un cordial saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.