Ludvaldo

CUARTO SONETO A AMOR

Quien sueña, Amor, tu sueño, está despierto,

y no quien no te sueña y cree que vela,

pues la vela verídica revela

no más que tu soñar, lúcido y cierto.

 

Velar y no soñarte es estar muerto

y el vivir verdadero se desvela

en tu vívido sueño, que se cela

por la vela inauténtica encubierto.

 

Que insomne yo en tu sueño siempre vele

y que en tu vela eterno sea mi ensueño,

ya que quien de tu sueño se despierta

 

y deja tu velar porque le impele

el agrio desamor, se hunde en un sueño

funesto en el que el alma yace muerta.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tus hermosas letras estimado amigo Ludvaldo
    Buena entrada del año 2014...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

  • Ludvaldo

    Gracias, Críspulo.

  • el poeta del abismo

    Muy apreciante la lectura de sus versos.
    Un gran sentimiento en cada linea



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.