Jorge Manríquez

te quedaste con algo de mi

 

Te quedaste con algo de mí, mujer hermosa

Te quedaste con algo de mí,

Te quedaste, con la mano que sostenía la cuchara cuando,

Comía y con el pie que pateaba cuando jugaba,

Al futbol.

Porque, porque mujer no te llevaste tus recuerdos,

Para otro lado, porque los dejaste aquí.

Ahora me resulta complicado comer con la otra mano,

Y jugar sin un pie.

Me resulta difícil correr de tus recuerdos, amor.

Comer de tus labios.

“te quedaste con algo de mi”

Te quedaste con mi mejor mano y mi mejor pie.

Ahora yo me quedo con hambre y con estos recuerdos.

Que por ahora no me sirven para moverme,

Ni para comer, solo me sirven para morir de hambre hasta envejecer.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Un sensible poema de amor amigo
    Saludos de amistad

  • Jorge Manríquez

    gracias amigo que estés bien saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.