//www.poemas-del-alma.com/

JUSTO ALDÚ

DICCIONARIO DEL CAMINANTE 5.12.10, BITÁCORA DE JUSTO ALDU

“Cuando tenían todo preparado para aniquilar a su madre, nació Huitzipochtli, revestido para guerrear. Ahí mismo, hirió gravemente a su hermana Coatlicue, luego le cortó la cabeza y la arrojó hasta el cielo, transformándose en la luna. más tarde persiguió a los surianos y a los que no lograron escapar, los mató y los convirtió en estrellas”.

                                                                            

 LEYENDA AZTECA.

 

 

 

 

 

 

OCTAVA SEMANA

 

Luego de navegar por el Golfo de México  nos adentramos en un peligroso y místico imperio. Dominado por guerreros. El Imperio azteca. Una misión nos traía hasta éste lugar tan lleno de historias y leyendas. Entrevistar a MOCTEZUMA Xocoyotzin y conocer su pensamiento. Sabíamos que otros lo habían hecho antes, pero eso no importaba. Era importante  que constara en la Bitácora de JUSTO ALDU.

El mar en calma invitaba a su navegación. Finalmente llegamos y echamos anclas. Era la costa Veracruzana, extrañamente el mismo lugar dónde llegó HERNÁN CORTÉS, siglos antes.

Como quiera que nuestro objetivo era entrevistar a MOCTEZUMA resaltaremos para éste día la letra M.

La etimología de la letra M nos habla de que deriva de “mem”, decimotercerta letra del proto sinaítico que significa movimiento de agua, tal vez por eso surgió su escritura, muy similar a las olas. Se le conocía en Fenicio, Etrusco, Latín, hebreo y árabe.

 

 

J.A. BUENOS DIAS SEÑOR MOCTEZUMA, PUEDE USTED DECIRME QUIENES ERAN LOS AZTECAS?

 

M.:  Sr. Aldú, en la actualidad se les llama Aztecas a los habitantes de los territorios conquistados por Hernán Cortés, aplicando el término indistintamente no solo a los aztecas, sino también a los mexicas.

Nuestros principales cultivos eran el maíz, tabaco, chiles, frutas y maguey.

Nuestra lengua es el Nahuatl, atribuída no solo a nosotros sino también a los Teotihuacanos.

De acuerdo al Códice Borbónico, anterior a la llegada de los españoles.

Le puedo mencionar que es un libro calendario que mezcla pictogramas, ideogramas y signos fonéticos , principalmente consta de dos partes, la primera, el ligro de los destinos (tonalamalt) y la segunda, las fiestas de los meses (xiuhpohualli)

En nuestra cultura señor Aldú también habían poemas y reyes poetas como Nezahualcoyotl de Texcoco (1402-1472)

 

J.A. HÁBLEME DE SU CULTURA Y SUS CREENCIAS?

 

M.: Bueno de acuerdo a nuestras creencias el mundo fue creado y destruido cuatro veces, hasta que la quinta vez, los dioses lo crearon. Luego el dios Quetzalcóatl creó los hombres y las plantas que los alimentan. Hay un relato curioso que traigo a colación:

 

«Hicieron luego el fuego, y hecho, hicieron medio sol, el cual, por no ser entero, no relumbraba mucho, sino poco. Luego hiciron a un hombre y a una mujer: al hombre le dijeron Uxumuco y a la mujer Cipactonal. Y mandáronles que labrasen la tierra; y a ella que hilase y tejiese. Y que de ellos nacerían los macehuales, y que no holgasen, sino que siempre trabajasen. Y a ella le dieron los dioses ciertos granos de maíz, para que con ellos curase y usase de adivinanzas y hechicerías, y así lo usan hoy en día de hacer las mujeres.»

 

Nosotros también creemos que solo se vive una vez y que la única manera de perdurar tras la muerte es alcanzar la fama aunque ésta muchas veces desaparece cuando mueren los que recuerdan al difunto.

En cuanto a nuestros dioses, le  puedo decir que muchos de ellos son el equivalente a los dioses mayas porque representan las mismas cosas, otros cambian de nombre. Son numerosos, pero he  aquí algunos: 

Coatlicue, la diosa de la tierra.

Huitzilopochtli, el dios de la guerra.

Frecuentemente aparece en la poesía Ipalnemoani (por quien se vive), la fuerza suprema.

Cada aspecto de la vida sexual estaba asociado a un dios diferente. Así, Xochipilli era el dios de las flores, del amor, de la fertilidad y de las relaciones sexuales ilícitas; al igual que su esposa, la diosa Xochiquétzal, quien, además era protectora de la prostitución (que como se ha dicho antes, era lícita).

Por su parte, Tlazoltéotl era la diosa del placer, la voluptuosidad, la fecundidad y la fertilidad. Ella protegía a las parturientas, a las parteras, a los hechiceros relacionados con el mundo amoroso y a los hombres de intensa actividad sexual.

Cada fenómeno atmosférico también era asociado a un dios: a Tlaloc las lluvias, a Quetzalcóatl Ehecatl los vientos.

J.A. SEÑOR MOCTEZUMA, QUÉ TAN AVANZADOS ERAN SUS CONOCIMIENTOS CIENTÍFICOS?

M. En relación a los Mayas, también fuimos avanzados en la ciencia. Calculamos el movimiento de rotación y traslación del sol, la luna, venus y otros planetas. Agrupamos las estrellas en constelaciones, aunque no coinciden con las actuales. De igual forma calculamos la frecuencia de los eclipses de sol y de luna, la frecuencia de los cometas y creamos un calendario. Tal vez esto nos permitió desarrollar conocimientos de  meteorología y predecir las heladas o los vientos dominantes, aunque cada fenómeno atmosférico era asociado a un dios.

La medicina estuvo muy ligada a la magia. Pero sabíamos curar fracturas, mordeduras de serpientes, etc. Nuestros conocimientos de la naturaleza nos permitieron utilizar plantas medicinales. Y como dato curioso señor Aldú, le digo que los sacrificios humanos en los cuales se extraía el corazón y se desmembraba el cuerpo favorecieron el conocimiento anatómico.

J.A. Y EN CUANTO AL ARTE Y LA ARQUITECTURA, QUE ME PUEDE DECIR?

M.: Eso es obvio señor ALDU, acaso no ha visto usted los vestigios de nuestras pirámides escalonadas de CHOLULA, XOCHICALCO Y TEOTIHUACÁN con su colosal Pirámide del Sol y esos son solo algunos de los vestigios de nuestro vasto imperio.

Fuimos hábiles escultores y orfebres, combinando el oro con piedras preciosas o con conchas. Nuestros vestigios de pinturas rupestres son muy admirados en el mundo entero, porque el color es fundamental en ellos, sin matices ni sombras. Las plumas  de quetzal y las de tlauquecholli y las del xiuhtototl eran muy apreciadas pues con ellas se hacían tapoices y se adornaban mantas, máscaras rituales, escudos o trajes de guerreros.

 

 

J.A. SR. MOCTEZUMA, CUANDO SUPO DE LA LLEGADA DE CORTES, USTED ESTABA PENSATIVO PUEDE DECIRME LA  RAZÓN?

 

M.: BUENOS DÍAS SR. ALDÚ. A usted le contestaré que una de las razones por las cuales estaba pensativo era sencilla y basada en nuestros mitos. Verá, en un principio pensé que era el dios Quetzalcóatl y por eso despaché a varios con obsequios, porque de acuerdo a nuestras creencias Quetzalcóatl fue hacia el oriente y los navíos venían desde el oriente. Pero también nuestros mitos hablaban de otro retorno, el de Tloque Nahuaque y con él acabarían los tiempos, porque es el señor de la “NOCHE VIENTO” que vendría para terminar su camino sobre la  Tierra y nos llevaría con él.

 

J.A.  PERO AÚN ASÍ CORTES LLEGÓ A SU IMPERIO, QUE PIENSA USTED DE TODO ESTO?

 

M. Si, Hernán Cortés llegó a nuestro Imperio en parte porque había encallado sus naves y al saber de nuestra presencia su ambición creció descomedidamente. Tratamos de disuadirlo pero todo fue en vano. El conquistador llegó al corazón del Imperio y fue recibido por el Tlatoani. Luego les dije:

Oh, señor nuestro! Seáis muy bien venido, habéis llegado a vuestra tierra y vuestro pueblo, y a vuestra casa México: habéis venido a sentaros en vuestro trono, y en vuestra silla, el cual yo en vuestro nombre he poseído algunos días[...]

Esto es por cierto lo que nos dejaron dicho los reyes que pasaron, que habíais de volver a reinar en estos reinos y que habíades de asentaros en vuestro trono, y en vuestra silla; ahora veo que es verdad lo que nos dejaron dicho...



Sin saber que me haría prisionero y moriría. Me sucedieron, primero Cuitláhuac y después Cuauhtémoc en Tenochtitlan. Y como buen pueblo guerrero los combates no se hicieron esperar. Hoy día se diría que vendimos cara nuestra derrota.

Cortés nos cortó el agua y los suministros de alimentos, por eso nos fuimos debilitando hasta que todo concluyó el 13 de agosto de 1521. Pero nuestra valentía quedó para la historia. Cuauhtémoc es tomado prisionero y valientemente pidió la muerte, pues en nuestra cultura, aquél guerrero que muere sacrificado acompaña al sol. Pero no se le concedió, por lo que sufrió mucho.

 

J.A. QUE PIENSA USTED DE LOS CONQUISTADORES Y QUE SIMILITUD ENCUENTRA CON LO QUE SE VIVE ACTUALMENTE?

 

M.: La verdad Sr. Aldú, hicimos todo lo que pudimos en contra del Invasor. Incluso hay personajes como la “malinche” que jugaron un papel muy importante en nuestra historia. Pero sus armas eran más poderosas que las nuestras y sencillamente masacraron a los nuestros. Hoy día muchos países aún se creen con derechos sobre terceros por encima de sus vidas. Muchas empresas e instituciones nos sangran e imponen condiciones que hacen recordar a los brutales conquistadores. Extraen la riqueza de nuestros pueblos y se la llevan. Pero gente como nosotros jamás se rendirá y lucharemos hasta el final por la libre determinación.

Fíjese señor Aldú, no hace mucho se dieron a conocer importantes documentos en los que se revelaba la forma en que el coloso del norte investigaba a nuestros países y a nuestros gobernantes, incluso tildándolos de locos y tratándonos con lenguaje despectivo. Eso es injusto, dicen ser nuestros amigos, pero en realidad lo que les importa son sus propios intereses.

 

J.A.: SR. MOCTEZUMA, HAY OTROS ASPECTOS DE LA VIDA AZTECA QUE QUISIERA TOCAR CON USTED, COMO SUS LEYES, SU EDUCACION, SU VIDA COTIDIANA, SU SEXUALIDAD, PERO SIN DUDA HA DE SER LUEGO DE UN DESCANSO. PUES LLEGAR HASTA SUS DOMINIOS NO HA SIDO NADA FÁCIL PARA NOSOTROS.

 

M.: Con mucho gusto Sr. Aldú. Continuaremos una vez descanse.

 

Dicho esto nos retiramos a descansar para continuar próximamente con la entrevista más esperada-