//www.poemas-del-alma.com/

BryanGomez

Contigo II.

Rueda mi cuerpo
dos o tres horas
sin cesar
por mi cama,
aunque realmente
esté fuera de ella
y dentro de algún
sueño
que me embriaga
sin humo
sin candela,
pero te espero
otra vez
con tu belleza
y
mi insomnio
mis somnolencias diurnas
que se desquitan con mi mente,
preferiblemente
nombrarla tuya
pues siempre te pienso
te extraño
y te beso,
sabiendo tu ausencia
la distancia
la falta de humedad
entre nuestras comisuras labiales.

Luego paso a la agonía
a dibujarte bien dormido en el techo
ya sea a la tercera vuelta que
desnuda mi cama
o al tercer beso
que comparto
contigo.

Ya ves,
es notoria
mi inquietud
en raíz de esperanza.

 

 

BryanGómez.