Texi

Mis Santos inocentes

Un día de no recuerdo el mes y puede que el año no sea exacto( 1972-73) Pero era primavera o verano, o por lo menos no hacía frío . Lo sé  porqué yo me encontraba saltando sobre un somier viejo de muelles, que mi madre, había dejado a la puerta de casa, con la  intención de tirarlo. Y estaba descalza y con un vestido azul sin mangas. 

Cuándo  llego alguien con la noticia, de un accidente terrible, que le había ocurrido a mi primo de 18 años.

Se me quedo grabado el grito que dio madre, un grito de dolor que me traspasó cómo sí me hubiera causado,  dolor físico.

Abilio era hijo,  de la hermana de mi madre  que vivía en Portugal. 

El se vino a Bilbao, en busca de una vida mejor, y cuándo  apenas había empezado a vivir, fue la muerte la que lo encontró.

 

El, fue el único primo que conocí, era guapisimo. Un rubio con el pelo rizado y unos ojos azules ( Ahora que lo pienso tenía un aire a  Paul Newman)

Ya que su muerte fue en el trabajo,  su familia, La madre ( viuda) y sus  dos hermanas una de ellas discapacitada. Pudieron  salir adelante.

Fue cómo sí él, las ayudase desde él más allá. Pero con el dolor de su pérdida.

Y yo por primera vez,  me di cuenta de que la muerte no era  algo ajeno y lejano. Como hasta entonces había creído .

*****

 

Mi madre se enfado, porqué por primera vez en mí vida, no hice lo que ella queria.Y me fui de viaje a Canarias.

Me había echado de casa , estaba viviendo con una pintora. En una buhardilla en el casco viejo de Bilbao.

Era junio de 1981 y ahora si que lo recuerdo muy bien,  ya tenía 19 años. (Llevaba unos meses independizada a la fuerza)

Debió caer en sabado o festivo porqué estaba en casa y  mi amiga  Tere se presentó en la buhardilla para traerme la noticia, mi padre había  sufrido un ictus, se encontraba en el hospital en estado de coma.

Al día siguiente mi padre falleció  y por segunda vez, sin previó  aviso. La muerte se llevó a otro seŕ querido.

(Parece que en cada década,  la muerte quería llevarse a alguien de mi familia)

****

Y en Diciembre 1990 se llevo  a mi ser más querido, mi hermano Alcides.

Murió, en otro accidente terrible. Tenía 

tan solo 32 años.

Todavía  hoy me dura el dolor de su pérdida

***

 

El 12 marzo de 2004  a las 4 de la madrugada, mi madre qué llevaba unos tres años enferma.Ingresa en el hospital y fallece por negligencia médica.

**

El 2 de febrero de 2022 ha fallecido mi cuñado Andrés, a los 68 años de un infarto  fulminante.

A mí  no se me quita de la cabeza, que  a consecuencia de las vacunas del covid. Pero eso ya nunca se sabrá.

 

El último y quinto,  santo inocente, ha ocurrido casi dos décadas después  del anterior. Y unos 50 años después del primero.

Esperó  que mis cinco  difuntos estén en paz y me esperen un ratito para reunirnos.

Mientras los  llevare en mis pensamientos. 

Que descansen  en paz

Abilio, José Manuel, José Alcides, Isaura, Andrés Manuel.