Ehur Ohr

A veces me parece...

A veces me parece…que te haces tan real…

si como lluvia mojas...

y a veces me empapas de delirios,

si como viento tocas...

y acaricias mi rostro como pétalos de rosa,

y mi piel se eriza… con tu lento respirar.

Si como el sol abrigas…

 y poco a poco quemas,

te pones ardiente y fogosa…

y me contagias de tu pasión audaz…

estimulando el furor de mi locura;

me pones cariñoso…

con un atroz antojo de tu ternura.

Si como la luna miras...

y me contemplas persistente...

calladamente,

y me iluminas con tu escarcha platinada…

ahuyentando de mis noches las tinieblas,

aunque a veces…sin que lo sepas…

me acompañas por los atajos escabrosos del insomnio.

A veces también…tú como rocío,

madrugas y amaneces junto a mis bostezos…

y haces que mis despertares le sonrían a la soledad,

y haces que le cuente a mi silencio que soñé contigo.

Tu tibio cuerpo inexistente…con su dulce desnudez…

parece que me abriga sin rozarme…

y me excita tan temprano.

Pensar en ti…me pone vivo…de una manera inevitable.

Es entonces cuando tengo esos deseos de ti…

y como a la tierra… te fecundo y procreo fantasías…

que germinan en ti… sentimientos coincidentes…

plenos de emociones correspondidas…

y colmados de suspiros simultáneos…

completamente compatibles…

compartidos.

A veces me parece… que te haces tan real,

así como un mar bravío…

que viene y va sobre sus olas,

y rompe en furia contra el muelle,

y se recoge en el ocaso manso y dócil…

y se duerme en el regazo rojizo fuego del horizonte.

O como el cielo...inconmensurablemente azul…

Interminable y limpio…

lleno de pájaros libres y de nubes juguetonas…

donde todo es altísimo y mágico.

A veces me parece… que te haces tan real…

te haces material…

incuestionable…

acariciable…

te haces vida.