//www.poemas-del-alma.com/

FELINA

ESTOY SEDIENTA DE TI

Estoy sedienta de tu boca

 

y de los besos que me provoca,

 

estoy sedienta de tus ojos,

 

de tu dulce mirada,

 

estoy sedienta de tu risa

 

de tu estruendosa cargajada,

 

estoy sedienta de tu piel

 

que es aterciopelada,

 

estoy sedienta de ti

 

porque estoy enamorada,

 

estoy sedienta de tu amor

 

pero se que te perdí,

 

no se ni cuando ni como

 

sólo se que te perdí.

 

Ni tu boca, ni tus ojos,

 

ni tus manos, ni tu piel

 

me dicen que me amas.

 

El silencio es tu consigna,

 

acaso ya olvidaste mis besos

 

con sabor a lujuria,

 

olvidaste mi mirada enternecida

 

y estas manos

 

que tantas veces te acariciaron

 

 la fatiga de tu rostro quitando,

 

La distancia desafiando,

 

siempre estuve a tu lado

 

haciendote el amor

 

en las frias madrugadas

 

hasta que salia el alba.

 

Mi piel no te dice nada,

 

cuando de pasión

 

ardimos en la hoguera.

 

Es triste saber

 

que nada de esto te ha importado,

 

cuando tu amor

 

era lo más preciado.

 

Ahora quieres que te olvide,

 

si tú me enseñaste a amarte...

 

Ahora quieres que te olvide...

 

Cuando ya es muy tarde

 

para olvidarte

 

Felina