//www.poemas-del-alma.com/

Almohade

Embargo

No puede el frágil cristal

esconder la tristeza de tu piel

ni cubrir de calor el frio de

tus pies

dormidos en la penumbra

al amparo de recuerdos.

Cambiaron los vientos sin tu

culpa

y la sonrisa de tu boca se

inundó

como una tragedia.

Te esfuerzas en perseguir lo

inalcanzable

y la meta no ve nunca su fin.