//www.poemas-del-alma.com/

Simon Abadia

1+1= Yo

1 + 1 = Yo

Pasaste por debajo del campanario
y tu orgullo salió a relucir
pensaste que las campanas sonaban
en honor a tu persona.
Sentí tristeza e intenté disimularla
más no hizo falta
noté que el tantán era ficticio.

Cuando te miré a los ojos
noté un brillo especial
en aquel momento me diste mucha confusión
tan solo vi en ti
rayos que vienen y van.

En aquel jardín
dando el paseo entre flores amables y bellas
esperaba algo más de ti,
pero no viste nada
miré a tu alrededor
observé que estabas mirando tus espejos.

Recuerdo aquel arcén de la carretera
donde quisiste ser luz propia
y comenzaron a salir tus egos,
toqué tu brazo
y parándonos frente a frente,
te dije:
Quítate el poderío que piensas que tienes
porque te falta sol.

Nos hemos estructurado de tal manera
que si llueve, nieva o haga niebla
estamos sentados mirando la chimenea
sin importarnos si hay soles
si caen rayos
o nos enredan las brumas.