//www.poemas-del-alma.com/

john morales arriola

Mi humanidad (soneto)

Desde mi humanidad desprendo un halo
incandescente que de averno quema
mi desvelo fecundo, soy blasfema
y Longinos en cruz del hombre malo.

 

En mi violento témpano alguien puso
un frío semejante a un mortuorio,
y en mi mitra desciende el ofertorio
de los huesos, diciéndome: «¡recluso!».

 

La noche ha devorado mi pupila,
estoy ciego en mis propias prisïones
alguien me llama, alguien me vigila:

 

Son dos puertas del alma en mis regiones
que están abiertas, son los tiempos huérfanos
que hacen vibrar mis tristes emociones.

 

Derechos reservados de autor

David John Morales Arriola