//www.poemas-del-alma.com/

Augusto Fleid

Corazón Herido

Dime corazón herido

La razón de este desventurado 

Sentimiento que se va desarmando

En el interior de este órgano 

Que le ha costado latir.

 

Dime porque transcurrir al sollozo 

Solitario que fuera de los muros

Se mantiene fuerte con la frente

Mirando al suelo.

Cuando por dentro esta desesperado

Entré los ásperos muros de un armario. 

 

Emite penitentes oraciones, 

Las manecillas en un tormento

Recurrente sumado a las polillas

Las cuales opacan las farolas

Los cuales les cuestan

Acompañarme.

 

Sumergido en mi temor...

En una oscuridad de pesadilla...

Lúgubres pandillas de lombrices

Invaden el huerto dónde

Marchitas rosas mueren 

Ante el descaro de los gusanos.

 

Soledad atormenta mis noches;

Con sus nebulosas nubes 

Tempestuosas.

 

Irrespetuosas cigarras

Irrumpen mis sueños 

Frustrando al pescador 

Que nunca supo pescar 

Tu corazón.

 

Río abajo desapareció

El triste  reflejó. Se hace evidente

Al ver mi cansado rostro

Alumbrado a penas por un débil candil.

El redil del destinó se cortó

Días se acortan 

Y sobran meses.

 

Pocos peces tan pocas luces 

Iluminando su caminó.

Me redimido ante la soledad.

Me deprimo ante la cobardía.

Soberbia siento del sol

Ya que por las noches acompaña

A su dama  yo solo los veo partir.

 

El único que me hace

Compañía es una imaginaria 

Botella de champaña.

Por las mañanas son soleadas

Las noches son desoladas.

El cuarto parece desértico.

La ventana es ahora el Ártico.

 

Doméstico las ilusiones en renglones,

Devoró solemnes versículos 

Dónde se connota la palabra 

Perdón ante estas asociaciones

Ilícitas que me llevaron a la depresión...