//www.poemas-del-alma.com/

gatoconbotas_58

A ciegas

la noche existe para extrañarte

a las dos, a las tres o a las cuatro

siempre a horas precisas se inicia 

un protocolo de humos y colores

entre ámbares y lilas surges

expontánea 

como aquella madreselva que se niega, creces,

indefinida como una enredadera en mi mente

etérea 

pero significadamente presente

vuelas...

quiero tocarte abrazarte amarte

sin otro propósito más que el que dicta una palabra

la palabra exacta que exita 

entonces tus cabellos caen sobre tus hombros

y tus labios rojos susurran mi nombre

oigo tus pasos. tus tacones

tan rojos como tus labios

marcando el minuto perdido 

y tú voz me llega suave

como una caricia

te deslizas al paso del segundero

desnudando letras de arena

sin espacio ni cristal que la sostengan

la distancia nos hizo márgenes

despacio te vas con la marea

y solo me queda la noche

las horas precisas 

y la luz de la madrugada 

que avanza a ciegas.