//www.poemas-del-alma.com/

gaston campano

/// RINCÓN SENIL /// LA MUERTE DE LA MUERTE /// TEMA SEMANAL ///

Ví contenta a la muerte

convertida en cumbiambera

con una orquesta de suerte

cantándole ritmos de vera.

 

En el parque de las flores

en una noche cualquiera

con raros instrumentadores

la fiesta calurosa era.

 

El zombi de la batería

tocaba en una calavera

los palillos eran las tibias

de una muerte severa.

 

El guitarrista era izquierdo

trinando en las costillas

era un tanto muy lerdo

con la guitarra en las rodillas.

 

Miraba al trompetista

que soplaba en una canilla

parecía malabarista

su esqueleto en una camilla.

 

Y el acordeón zumbón

tenía ciertas medidas

hecho del raso del cajón

y las teclas negras teñidas.

 

El cantante era un varón

con voz de ultratumba

cantaba un reguetón

y la muerte bailaba zumba.

 

La amanecida fué completa

la trifulca enloquecía

la muerte estaba incierta,

porque moría a la amanecía.