//www.poemas-del-alma.com/

¡Muero por un Verso!

El leñador de la plaza (Jarales)

El leñador de la plaza
(Jarales)

 

Hay un pueblo pequeño, entre dos ríos
con historias de muertos y escalofríos.
Su gente es amable
y trabajadora
pero no es viable
andar a deshora.
Porque hay gente que oculta con simpatía
una atroz, retorcida, alma de arpía.


Anochece y el aire huele a misterio
en la plaza contigua al cementerio.
Allí un veterano
de cara risueña
trabaja, en verano
vendiendo su leña.
Mas llegando la noche su hacha afila
y con ojos furtivos, todo vigila.

........

La calle desolada, la plaza quieta
quedóse abandonada la bicicleta.
De pronto una brisa
agita los pinos,
la calma indecisa
silencia los trinos.
Y un jadeo se escucha en la enramada,
estertores de un alma atormentada.


En un banco han quedado rotas botellas
la bebida volcada, de sangre huellas...
Delgada figura
camina borracha
hacia la espesura
blandiendo gran hacha.
y en el piso hay un bulto que se retuerce
se le escapa el resuello bajo el alerce.


Ya no se oyen jadeos en la arboleda
otra vez en silencio la plaza queda.
El hombre fue diestro,
bajando al ahorcado
y en rito siniestro
se lo ha devorado.
Mamíferos alados, tan repugnantes
dan chillidos agudos, espeluznantes.

........

Llega el alba y la gente va a su trabajo
cruzando por la plaza de arriba a abajo.
Dan muestras de afecto
al buen leñador
siguiendo el trayecto
rumbo a su labor.
Y en el banco, la sangre, parece vino,
no sospechan que el hombre fue el asesino.

........

By Hulussi_Ñe\'êpoty®