//www.poemas-del-alma.com/

Armando Cano

INTERROGACIÓN

 

 

Hoy estoy atado, atenido a la tecnología, es negro mi destino,

Es un tormento, una duda eterna, un suplicio mantenerse así.

 

Me dijiste yo te hablo, te confirmo.

Y aquí me tienes cumpliendo con mi destino, esperando, sólo esperando,

como hace muchos días en que has dicho lo mismo.

 

Aquí me tienes pendiente, abstraído, aburrido

como un loco suplicando oír tu voz. Esperando a que me digas en donde nos veremos.

Esperando me confirmes si tomamos un café.

 

Y mis vicios por lo visto nunca serán los cigarros, ni el futbol o los dados.

Tan solo me dedico a ver pasar a la gente, contar una a una las nubes,

preguntarme a donde irán.

 

Sólo sigo esperando, mientras tanto recordando aquellos días felices en que todo el que nos miraba juraba que me amabas, pensando que somos pareja.

Los indicios, los detalles, todo esto rebelaba.

 

Todo eso lo creían tus amigas, mis amigos. Que nos vieron siempre juntos,

cuando al llegar me abrazabas, cuando tocabas mis hombros.

O nuestros dedos rozaban al servirte yo el café.

 

Tres amigos me preguntan que si estas enamorada.

Y les digo que eso es cierto, tú me quieres, yo te amo. Todo mundo lo ha notado.

Tú Amor, princesa mía, cuando lo descubrirás?

 

 

© Armando Cano.