//www.poemas-del-alma.com/

Antero

-- Alhambra --

 

 

Para otros que te ven triste

mis ojos, que no se resisten

a los encantos que te visten,

saben que, al mirar la noche,

las estrellas les responden:

 

Siente…

el aroma de las flores

Oye…

el sonido del agua

y, si ves…,

las sombras de sus torres

en una noche estrellada

de luna clara,

en cada una de ellas,

será tierra y retama.

Y, con la brisa de la vega

que le llega,

la voz del fiel centinela,

que atormentado la ama.

 

¡Ay!, amor de luces y sombras

corazón que no me abandonas

¡Ay!, mi alma eterna que vaga,

al alba se despierta

y en la alborada te sueña.

¡Ay!, de mi dulce amada

mi bella y solitaria Alhambra

cuantos ojos te miran

que no saben de tu pena.

 

 

-Amor, ¿dónde estás?

En las palabras del viento

- ¿En cuáles de ellas?

Las que lloran mi lamento

- Y, ¿cuál es tu nombre?

Nieve blanca de monte

- ¿Que llevas en las manos?

Mi corazón sin consuelo

que llora lágrimas verdes

por la vega de Granada

- ¿Qué nubla tu mirada?

La pena profunda y negra

de abandonar la Alhambra:

-dejar atrás sus murallas

-no oír el canto del agua

-y, que tú, mi dulce amada

-mi tierna enamorada

hayas de penar la condena

de la soledad más sola.

- ¿Y cómo te encuentro?

-En los gemidos del viento

que llora mis lamentos

-Amor,

estoy muy triste y sola

 

Mira en el espejo del agua.

Oye el cantar de los pájaros.

Respira el aroma perfumado.

Siente la brisa en tu boca:

labios grana, perlas blancas.

Que, yo…

sombra de sombras

y luces del alba

en ti y por ti…

vuelvo en cada alborada

y…,

Para otros que me ven triste,

mis ojos, que no se resisten

a los encantos que te visten,

saben que, al mirar la noche

en el destierro no mueren

los amores que son raíces

de la flor que nunca muere

 

¡Oh, alma que vagas desnudas!

te lloro con lágrimas que cantan

porque no te pierdo,

no te abandono, mi bella dama,

soy agua,

soy flor,

soy aroma

soy el alma que, desde la vega,

al alba y en la alborada

te mira y siempre te sueña

y cuando lloro, en mi penar,

derramo notas

que brotan de mi alma,

que al llorar te canta.

 

Roja eres, mi Alhambra.

Cuando te besa la aurora

ocaso carmesí, mi señora.

Cuando la noche te espera,

tanto reluce tu tristeza,

que conviertes en belleza

la pena que no te abandona.

 

///

 

…, no te dejo atrás, Granada

cuando mis pasos de ti me alejan,

el embrujo de tus encantos

me acompañan y me endulzan

los recuerdos, soy como ciego

que sin ver te sueña

y con los ojos del alma

te mira y canta:

 

¡Oh!, mi dulce enamorada

¡Oh!, mi bella Alhambra.

Pechos de mujer

y una amante silenciosa.

Eres, agua para mi sed

y, de mi atardecer,

el más bello amanecer.

 

///

 

Vídeo sobre Granada. 

https://www.youtube.com/watch?v=YxOkz97_rGI&ab_channel=CanalSurTurismo