//www.poemas-del-alma.com/

Eudoro Ortiz Gomezcoello

Me enamoré de usted…

Me enamoré de usted…

Amiga mía,

me enamoré…

de su intangible compañía,

de su franca lealtad,

por su apego de bondad,

y su afecto desprendido…

reflejado en un suspiro.

 

Me enamoré de usted…

Amiga mía,

me enamoré…

de su mundo de silencios,

de esa ausencia compartida.

Transeúnte de mis noches alargadas…

que recorre junto a mi todo el insomnio…

y se desvela solidaria.

 

Me enamoré de usted…

Amiga mía,

me enamoré…

de su forma de mirarme cuando callo,

de sus ojos compasivos que me calman,

y del fuego que reanima…

con tan solo contemplarme…

me reviven.

 

Me enamoré de usted…

Amiga mía,

me enamoré…

del candor misterioso de su imagen invisible,

de la inexplicable sensación que experimento…

cuando todo parece derrumbarse,

y la muerte va acechando…

su cariño inmenso entonces me levanta.

 

Me enamoré de usted…

Amiga mía,

me enamoré…

a pesar de su distancia,

de su incomprensible intermitencia.

No sé si me enamoré de su abandono.

Hoy su sustancia…es un dilema.

Me enamore tal vez...

de sus huidas repentinas,

de sus viajes a la intimidad más extrema.

 

Me enamoré de usted…

Amiga mía,

de mi fiel amiga…soledad.