//www.poemas-del-alma.com/

Emmy Gutier

La rosa

La rosa aún esta fresca 

aún despide su aroma peculiar

desde ese día que fue arrancada del jardín,

desde ese día estoy inquieta.

Hay una herida en mi

una herida aún tibia,

aún mi cuerpo esta adormecido

no siente, no percibe nada.

Le rogué a Dios misericordia

pero ningún susurro sale de mi boca.

No se que hice, no se que hacer

Hay algo malo en mí?

si es el caso: arráncalo de mi pecho 

con el puñal más afilado

desentierrenme el corazón 

pero...si soy inocente,

-pido-

curen mis heridas con amor

que si muero en la lucha

sepultenme con honor

bajo aquella encina que me gusta tanto

y si no es mucha molestia

dejen en mi tumba una rosa fresca

su fragancia será mi adíos.