//www.poemas-del-alma.com/

alicia perez hernandez

ATADA A ESTE SENTIMIENTO...

ATADA A ESTE SENTIMIENTO...

 

Estoy atada a este sentimiento de amarte

desde esa noche inolvidable.

¡Quizás tú ya la olvidaste!

Así como olvidaste mi nombre la noche

de tu despedida.

Son tantas cosas que no puedo olvidar

llamadas, besos, abrazos,

cartas, canciones, poemas, versos,

felicitaciones, celos, peleas,

confidencias, fotos,

y fotos comprometedoras tuyas y mías,

a veces me pregunto;

¿Será verdad qué ya me olvidó?

...yo sigo atada a este sentimiento,

verte, sentirte todas las noches como antes,

...Y abrazarte y tenerte para mí, solo para mí

y de saberte más mío y  yo más para ti.

En cada espacio de mi cuerpo

esta el momento vivido,

entre poemas y canciones

entre tu cuerpo y mi cuerpo entregado con besos,

exclamando un “te amo” y un “te quiero”

voy dictar sentencia para ti,

qué no te mueras sin qué regreses,

a disfrutar de mi cuerpo y, a llevarme contigo

al mismo cielo qué me prometiste... ibas

déjame sentirme en el arco iris de colores

y recordar las veces qué fui tu nodriza

alimentándote con mis pechos

 y tus labios dulces y tiernos bebían de ellos.

Eran de tu gozo como un dulce refrigerio,

...a mí me gustaba amarte

me tenías a tu antojo y placer

gozando la delicia de tu piel, en mi piel. 

¿Cómo quieres qué te olvide?

si estás atado a mi pensamientos y sentimientos,

si todavía guardo el olor de tu cuerpo, en mi cuerpo,

y mi piel es cómplice de mis ganas de ti,

de querer y tenerte otra vez y, muchas veces mas

te quiero enredado en mi cuerpo.

Quisiera decirte qué ya te olvidé

...y qué a nada me saben tus besos en la foto,

y decirte qué tus besos se los llevó el viento,

pero hoy más qué nunca te deseo enredado en mi piel

y qué vengas a calentar mi cuerpo,

porque sigo atada a este sentimiento.

¡Más irme de ti, nunca será cierto!

Dame refugio en tus brazos,

no me dejes desfallecer de amor,

¡Ven amor, por ti me estoy muriendo!

tápame con tu piel quítame el frío con tus besos

estoy angustiada por cada vez que te despides, 

Ayúdame a terminar esta historia de amor

que tú provocaste... contigo, conmigo, con los dos.

¡Yo no pedí sentir esto que siento!

si yo muero primero vendré por ti, te lo juro,

...es una promesa y no te voy a dejar en paz,

Ora, y mucho, para qué no muera, porque vendré por ti.

porque sigo atada a este sentimiento de amarte,

vivirte y de tenerte atado a mi piel y, yo a la tuya.

eres de mis deseos y de mis pasiones, viviendote!!

Sigo atada a este sentimiento y tú lo provocaste aquella noche.

¡Tú despertaste en mí este amor por ti!

 

Alicia Pérez Hernández...México

No es la pluma la que escribe, es el alma

Todos los derechos reservados©