//www.poemas-del-alma.com/

oscar campos

Eclipse de Mar

 Poema III

He amarrado mis manos sueltas a un madero suelto,

algún día encontraran mis huesos blancos.

El  horizonte se aleja, la tormenta cierra un espacio,

 Todo me conecta, todo me hiere, ya todo, me hace libre,

Cansado me tenderé sobre la violencia de este manto…

Desamarra mi vida, muerte, no desamarres mis manos,

los ojos  cerrados, las caracolas en el fondo esperan.

Gira como una danza esperada, la vida espera y se va.

La paz de la inmensidad  sostiene un cuerpo perdido,

 desde lejos, las palabras, veré el tiempo en mis huesos,

Ya no hay nada que pensar, solo una gota  de esperanza,

Lo dice todo, susurra quizás, respira, alienta, digo adiós

 Manos atadas, me sostienen en el horizonte azul y negro,

Los pies helados, suspiro, la despedida,  deseo el encuentro.

Amada, mis manos están amarradas a un madero… perdido,

El pensamiento tiene las nubes del temporal, y te recuerdo,

Estas manos que  fueron caricias cálidas, sueltas, y pasión.

Frias y atadas, no volverán a acariciar, piel, alma,  labios tibios.

 Solo temores,  que algún día esto pasaría, ser  pescador y pan,

salir de pesca cada día, y  no volver, es parte de este momento,

el regreso es distante, mi alma intenta alcanzar y besar tu alma,

El viento juega con las olas, el viento juega con los recuerdos,

Las redes  tejidas por ambos, y la dulzura  de sueños de amor,

Así, cómplices de un mundo sencillo, y como niños jugando

construimos  cada día, aun sabiendo…salida sin regreso, recuerdo

 esa  noche de llanto anticipado, amada,  tu voz quebrada…dolor

Las redes, los peces, los sueños, la vida corta,… el viento juega.

mis manos sostendrán el reencuentro, apegado a un madero

No llores amada, tendrás la dicha de tenerme, sin tenerme.

Te digo  adiós, entre la sal disuelta, el horizonte, y el cielo…

Amor  en algún momento…, adiós, distancia, enmudecida…

 Nubes de tormenta, el viento norte, escapa  un suspiro de luz,

Y yo una sonrisa, un murmullo de vida, y te digo adiós amada, tu  voz...

Gracias, no te alcanzo, adiós, gracias, un pájaro cruza mi mente.

No llores amada, tendrás la dicha de tenerme, sin tenerme, te miro,

Las flores abiertas serán el consuelo, no me has perdido… es tiempo…