//www.poemas-del-alma.com/

Fernández.

Lo demás solo refuerza esa felicidad.

Cuando mis pies dejan el piso, puedo llegar al cielo, tocar las nubes y enamorarme de un mismo ángel día a día, se que estoy loco, y también débil, pero quien puede resistir al cielo nocturno que deslumbra de entre tus ojos, sin perderse al deslumbrar tu sonrisa, solo un ciego que camina por los vacíos espacios llenándolos de recuerdos, y un sordo sin escuchar la melodía de tu corazón palpitar, o peor un, un mudo sin poder gritar al mundo que encontró algo mejor que oro.y agradezco poder tomar tu mano todas las noches y caminar entre calles obscuras. 

La noche cae en tu mirada, el aire sopla y corre entre tu cabello, juega y baila, el frío recorre por todo mi cuerpo al pensar que todo puede ser un sueño perfecto, sólo quiero seguir soñando contigo y despertar a tu lado, con palabras que no creí que diría, no eres mi felicidad pero si parte de ella.

TE AMO y no dejaré que termine.

Pamela J