//www.poemas-del-alma.com/

Tu novia eterna

Mi morgue eres tu

Tu tan frio, yo tan muerta,

éramos tan solo cadáveres 

en la morgue, nefastos, mal olientes 

tan vacíos tanto por dentro y por fuera, 

sin ojos …. sin dientes...

con una abertura desde mis pechos no maduros,

hasta la virginidad de mi vientre,

en donde se deslumbraba mi autopsia.

Y en la nota hablaba de un bebe no naciente,

Éramos solo tú o,... solo yo

Tu cara hecha añicos, te faltaba un brazo, sin nota, ni perteneciente 

y aun me mirabas con pasión y fuego ardiente 

fue allí, dos muertos en la morgue 

haciendo el amor sin que nadie se entere.