//www.poemas-del-alma.com/

ADANS BECMAN

YA ME ESTOY HACIENDO MAYOR...

Y son cosas de la vida

ya me estoy haciendo mayor

el tiempo es un cobarde

me estoy haciendo mayor

 

y ya se me nubla la tarde

llueven lágrimas en el corazón

el tiempo no pasa en válde

los recuerdos son suspiros

 

que se va llevando el aire

y se apaga la razón

el alma yace en un tazón

y ya no te quiere nadíe

 

y son cosas de la vida

trasnóchan las palabras

el tiempo es un cobarde

y hoy recuerdo con cariño

 

los consejos de mi padre

que no he podido poner en práctica

por la ignoráncia del hambre

de esa juventud que pasa

 

sin escuchar a nadie

hoy me duele el corazón

que rendido de dolor al suelo cae

en una humilde esterilla

 

ya coge los  \" baches  \" la memoria

en la carretera de la historia

y meamos en un  \" tiesto \"

entre las pitas, al cielo abierto

 

en un rincón, escaparate al viento

ya nada rima, todo queda

mendigos de amor y palabras

sentados en una triste acera

 

agotado, pero no cansado

de los años prisionero

aún tengo en mis manos claveles

y algunas canas en el pelo

 

Y como Dios es tan Bueno

¡ mira tu, por donde !

en mi camino yo encontré

a una mujer sencilla y buena

 

a la que yo mi amor entregué

ascuas en mi corazón

musa de mi inspiración

un ángel de papel

 

que me dió la vida de nuevo

y también la perdida ilusión

y a su lado soy feliz como un niño

al que le compran un balón

 

la humildad es nuestra casa

rosaledas de flores y sol

pobres, sencillos y límpios

como así nos quiere Dios

 

ese Dios al que adoramos

con la fuerza del amor

seguimos nuestro camino

sembrando la ilusión

 

levantando al que está caído

al que cae en la \" guerra \" vencido

al que pasa sed y hambre

en este mundo incomprendido

 

los poetas somos afluentes

que juntos formamos ríos

que van a la mar siempre

la Esperanza crece y crece

 

pero ya me estoy haciendo mayor

y no es triste, son cosas de la vida

la experiencia es un galardón,

aunque cargado de fatigas

 

damos las gracias a Dios

Aquel que nos dió la vida...