//www.poemas-del-alma.com/

Ben-.

Cicatriz y herida-.

Es el aire

que empuja

certeramente

las nubes

y despeja los labios

llenos de salitre.

Espumas abiertas,

las olas entremezclan

sus minerales,

expulsan sus aguas sobrantes

y renuevan el ciclo.

Escuálidas, las figuras

marinas resplandecen,

siluetas llenas de de esperanza

o amor.

Mas, todo lo contrario,

vuelve, y me regreso al tiempo fugitivo:

figuras nuevamente, llenas

de corazón y abrigo.

El sol las calienta

fluye la sangre del vidrio roto

por las venas del fuego consumido

y en las nubes extendidas,

los vencejos huyen de un campo

triturado por la calcinación.

Eso es el interior, y yo mezclo

recuerdos: mi vida es un compuesto

híbrido, llama socorrida

a la que vuelvo si los estigmas me aprietan-.

©