//www.poemas-del-alma.com/

132

El libro.

Mientras leo
tengo a un gato dormido sobre las piernas.
Mientras leo
el gato decide irse.
Mientras leo
el gato
a través de la neblina
que hay en mis ojos
se convierte en perro.
Mientras leo
levanto la vista
y el gato es gato.
Y yo una idiota que lee.