//www.poemas-del-alma.com/

Hermes Antonio Varillas Labrador

“Un Cotejo No Casual Con El Cornúpeta Animal”

“Un Cotejo No Casual Con El Cornúpeta Animal”

 

Hombre sencillo y afable

del cuento que voy a narrar,

le saludaba en las mañanas

antes de desayunar,

en la ciudad primogénita

de mi bello estado natal.

 

Érase de un personaje anónimo

un fulano o mengano de tal,

del dicho alegre y jocoso

era su trato cordial,

y tenía por costumbre

en el periódico local,

leer noticias y sucesos

con algo de morbilidad.

 

Listaba sin reparar muertos

en la página final,

buena estuvo la corrida

fueron toros de calidad,

dos orejas y un indulto

y hasta rabo pudieron cortar.

 

Y al indagar sobre el motivo

de su manera de comparar,

al hombre con un cornúpeta

su respuesta no se hace esperar,

los matarifes andan sueltos

la arena es la lucha campal.

 

Vivimos tiempos diluvianos

es la purita verdad,

hoy hacemos de los animales

de la Tierra y su heredad,

un verdadero calvario

su infierno por irracionalidad.

 

Qué diría Francisco de Asís

contemplando tanta maldad,

les pido conciencia señores

basta ya de maltratar,

a esos seres inocentes

con tanta saña inmoral.

 

Mientras eso no se corrija

la vil lección continuará,

el hombre embosca a su prójimo

asaetándolo sin piedad,

no ves acaso que es Cristo

crucificado clamando piedad.

 

Mientras existan las infames plazas

mi cuenta no ha de cesar,

corridas cual cruel cátedra abierta

donde se induce a matar,

desde la edad infantil

robando su espiritualidad.

 

05/10/2012

 

Inspirado en una anécdota real muy recurrente que me sucedía a la salida de mis programas de radio en una conocida casona, museo y a la vez restaurante típico donde iba a desayunar en Táriba, la perla del Torbes y ciudad primigenia estado Táchira Venezuela.