//www.poemas-del-alma.com/

Luis Rayo

A los Poetas

 

 

¡Oh! dioses del Olimpo,

decidme sin molestaros

¿Alcanzaré la sublime inmensidad?

O solo cuando haya en el firmamento

una mente con claridad.

 

Las raíces del corazón aspiran

a la conquista de las palabras

las más poéticas del más allá.

 

Belleza del espíritu

con el deseo de Zeus

por querer ser,

y dejar huella en el hacer.

 

 ¿Alcanzaré la sublime inmensidad?

Yendo en busca de mí mismo.

¿Aceptaré mí tamaño real?

 

¡El oráculo ha hablado!

y ha dicho: la inmortalidad alada

se adquiere cuando el poeta plasma

con sentimiento de artista

los más hermosos poemas

surgidos del amor.

 

Belleza del espíritu

con el deseo de Zeus

por querer ser,

y dejar huella en el hacer.