//www.poemas-del-alma.com/

MANZANILLA

UN DÍA BARRIENDO, ME ENCONTRÉ UNA LÁGRIMA...

Y pensé ¡ a alguién se le habrá caído !

voy a guardarla en un cofre de oro

por si quieren recuperarla

es un hermoso tesoro

que queda impreso en el alma,

ayer estaba barriendo

y me encontré una lágrima

cuantos castillo de arena

junto a la mar amarga

cuando suspiran unos ojos

se rompen las pestañas,

yo guardo siempre un pañuelo

para poder secarlas, no quiero que se pierdan

luego tengo que barrer, para poder encontrarlas

no me gustan los desiertos de arena

por que en ellos no hay agua

prefiero los manantiales

esos que brotán del alma,

aunque se claven como puñales

en el bello color de tu cara,

y de noche, me duermo soñando contigo

y soñando contigo despierto

me arrópo con el brillo de tu mirada

y con tu aliento me calíento

eres de mi mar la espuma

la carcél donde me tienes preso,

corceles de ternura abrasan

los caminos  de mi corazón polvoriento

¡ déjame que bese esa lágrima !

que quiero guardarla dentro, bien adentro

allí donde brillan estrellas de mil colores

sembrar amores en tu firmamento,

yo, llorar quiero muchas veces

y no puedo llorar, pero llevo siempre un pañuelo

por si se me cae una lágrima

que no se pierda en el suelo....