//www.poemas-del-alma.com/

Luis Antonio Osorio

>>Te Sigo Amando...

No es suficiente lo que doy
no es suficiente lo que ofrezco
será que no esta conforme
aún no encuentro la razón.
Lloro su esencia, es que influye en mi,
cada puerta golpeada por mis puños
quisiera que estuviera allí,
y encontrarla sentada
en la leve lejanía de un suspiro,
donde la realidad en el vacío a caído,
acaso has creado tú aquel vacío?.
Antes de marcharte ya te habías ido
por eso no encuentro la razón de buscarte si no estas,
para que, si antes de buscarte ya te habre dejado de buscar.
Solo sé que estas sin estar...
Dime por favor si sientes temor, el que siento yo,
si sientes que tus manos tiemblan en noches de lluvia
así como las mías por el frío intenso
mientras mi pecho se llena de nostalgia por recordar
lo que antes fuimos y vivimos, aquellos días, tantos días...
Donde se ha escondido tu sonrisa donde se ha ido tu dignidad
y el sentimiento aquel que guardabas para mi,
podría decir tantas cosas, que mi mundo es para ti,
que cada noche que pasa tiento la luna
con taciturnas frases de amor
para ver si en ella encuentro el consuelo
que no tengo de ti.
Haces daño cuando entregas amor
acaso es esto ley de vida
o una mísera ley inventada por ti
son situaciones a las que no hayo razón.
Si del silencio cayera una flor
en el camino la dejaría marchitar,
para que tomarla con mis manos
si mis manos ya no tienen a quien amar.
Y vienes y despides con tu aroma mis sentidos
y de forma vaga dices adiós a mi sangre
cuando clamo al silencio pidiendo antes de tu partida
eleves en sutil movimiento tu mano blanca al firmamento
pequeño cielo vestido de azul.
Sostén con delicadeza el momento aquel en que te conocí
y dejalo escapar como golondrina de verano,
pues, prometiste no llevarte nada,
no lleves los recuerdos déjalos a la libertad,
tu corazón tiende a ser carcelero y mi alma no aguanta
en esa cárcel un día mas…
¡Retira oh mujer de mis pupilas tu presencia!
¡lleva tu cuerpo a algún sacrificio!
¡has que lo asesine algún mortal!
e impregna del olvido tu belleza
para que yo no pueda en oscuras noches de tristeza
recordarla mas.
Antes de irte pide a Dios misericordia para los dos,
pues después de muertos nos encontraremos en el infierno,
misericordia para ti que estas maldita
y me has hecho sufrir en llanto
y para mi que en mi vida no pude a una mujer
haber odiado tanto...
Aún así de lágrimas sufre mi corazón
pues sin saber porque
te sigo amando...