//www.poemas-del-alma.com/

Aqua marina

Tonada de asunciĆ³n

 

Se mece en las laderas del deseo,
un gesto revoltoso, irreverente,
con tus ojos marrones de Romeo
y el roce de locura complaciente.

Un beso se desploma de tu boca,
mis labios lo aprisionan con anhelo,
el vaivén agitado que me aloca
se funde con mi aliento; ladronzuelo!

Me tocas cual pianista fabuloso
y cuesta abajo rueda mi vestido,
desnudo queda, mi cuerpo ardoroso
cual pentagrama blanco y bien pulido.

Con maestría y pasión desmedida,
en cada parte de mi piel transcribes
caricias musicales, a medida,
y tú; mi coro pasional recibes.

Das compás en silencio con delirios,
con síncopas, el ritmo y la cadencia,
con compases de blancas cual los lirios
con tu trino te robas mi conciencia.

Entre tu lira y mi lienzo armonioso,
entre corcheas vibrando de pasión,
con éxtasis eterno y caluroso,
es tonada de plácida asunción!

Que me lleva por lares musicales
en un viaje atrayente sin regreso,
seduciendo mis notas magistrales
con ardor insondable de embeleso.