//www.poemas-del-alma.com/

Soncafe

SOLITARIO

            Siempre con mi soledad al hombro,

como toda la vida, como todas las veces,

parado en el extremo del silencio,

sin tus manos apretando las mías,

sin nada que se parezca a ti.

 

            Otra vez con las manos vacías,

volviendo calladamente sobre mis pasos,

que de momento se han vuelto más lentos

porque perdieron la dirección de tu cuerpo,

porque de tanto besar la tierra

se volvieron pensativos de repente.

 

            Hoy, sin ti, la vida se hace diferente,

más solitaria que ayer,

esperando que quizá una violeta

llegue a crecer en un rincón del alma.

 

            Hoy, vuelvo tras mi propia sombra,

acompañado solo de mis canciones,

con la antorcha del recuerdo ardiendo.

Otra vez, con la misma historia,

solo que cambió el escenario.