//www.poemas-del-alma.com/

Fermín Medina

Candelaria

Se presenta la fiesta de las luces

cuando termina la estancia de Jano,

fiesta de un natalicio tiberino

adoptado por la mujer de fauces.

 

Una rosa adornada de alcatraces,

llevando en sus brazos al rey divino

en el día que Lucas mencionó,

fue descubierta en colores veraces.

 

Maíz digno de emplumada serpiente

y de la protectora de la tierra

es ofrendado durante el convite. 

 

El niño de la mirada celeste,

teniendo en su mano el cetro y la esfera,

es coronado en un trono brillante.