//www.poemas-del-alma.com/

Antonio Encinas Carranza

¡Hasta aquí nomás!

Aunque todavía te amo, quiero que seas feliz
Aunque no sea conmigo.
Aunque no estés a mi lado.
Aunque tu camino sea diferente al mío.

Regalaría mi felicidad por completo,
Solo por verte otra vez sonreír.
Por saber que eres feliz,
Aunque sea lejos de mí.

Confiaría la vida al alma,
Y el alma se complacería,
En saber de ti y de tu alegría
De tu paz, de tu tranquilidad,

Que no te cambie el tiempo,
Ni tus inviernos.
Ni tus tempestades,
Que no te cambie la vida,
Ni el amor que tú misma
Distinguir no sabes.

Mi amor nunca se agotará.
Se mantendrá dentro del corazón.
Inacabable, interminable.
Dormirá tierno y tranquilo en el pecho.
Lo abriría y te mostraría donde habita
El más puro e intenso amor.
El amor que te tengo.

No te pido nada material,
Y que seas feliz toda la vida
Que nunca te falte el amor
Que se aleje el infortunio
De los jardines donde reposan
Tus inquietudes románticas.

No deseo que te vuelvas a acordar de mi
Solo el recuerdo de tu amor espiritual
Yo ya no existo para ti.
Ni los recuerdo han de interferir
Para que tu seas feliz.

Fue difícil decirte: 
\"Hasta aquí nomás\"
Quede desarmado 
Cuando escuche tu voz
Al decir muy queda ... adios.
Y ver como te alejabas
Y resistir la tentación 
De correr detrás de ti.

Tu no sabes ...
Estoy tratando de no correr
Detrás de ti, es imposible
Ya no doy más.

Tienes un hogar, un hijo
Y yo soy solo
Un estorbo

Adiós ... esto fue el final.
Hasta aquí nomás.

Autor: Antonio Encinas Carranza

De: Lima, Perú
D. R.