//www.poemas-del-alma.com/

Jair Sierra

Caligrama de la lamentaciĆ³n.

-…No tengo tanto tiempo

para calmar este lamento

que con tanto talento

fabrico desde mi aposento. -

 

 

Esto fue lo último que tuve que oír

antes de que huir

fuera para decidir.

Y no he trat-   ado de evadir

Lo que con tan-   to afán oí

Sino más bien inte-   riorizar

Lo que con tan-   to sentir

Me hizo      olvidar.

 

 

Tal vez,

dejar caer el jarrón

no fue la mejor opción

porque hasta el día de hoy

ningún “soberano” se ha percatado

del dolor que padecen ellos y la nación.