//www.poemas-del-alma.com/

Jair Sierra

Aberrantes relaciones.

Vienen a mí,

aquellos momentos

en que era feliz,

en que era sin fin un libre andante.

Pero, corren de mi

aquellos pretextos

que como aprendiz

viven en este mundo abrumante.

Y así, no por mí,

Huyen como mamertos

Los individuos, que sin raíz

se agarran de mí y no como acariciante.