//www.poemas-del-alma.com/

Avelino_Pilongano

Empezar el poema

 

Empezar el poema...

porque no sé otra cosa 

que pudiera ofrecerte...

Y la luna en la plaza,

a través de las ramas,

la hemos visto tan grande,

amarilla y brillante, que...

no sé si pensarlo,

porque ya fue experiencia

de potencias nucleares.

¡Cómo duele el poema

cuando nace del fondo

de una vieja tristeza!.

Con mi escasa herramienta,

debo así construirlo,

debo así fabricarlo,

y pensando en tus ojos,

en tu boca, en tus manos,

quedará terminado.

¡Ha de ser un refugio

donde el odio se estrelle!.

¡Ha de ser una casa

donde se hagan pedazos

los ladridos del mundo!.

Pon aquí tu alegría,

siembra aquí tu esperanza;

el aullar de los lobos

no se escucha aquí dentro...

¡Qué pudiera ofrecerte...

Tú, bien sabes que es todo...

¡Ojalá que te guste

esta red de palabras;

edificio de letras...

palomar de nostalgias...