//www.poemas-del-alma.com/

Jair Sierra

Ojal√° y no alucinara

Hoy vino a mi

No la pude esperar mucho tiempo

solo de luz se vistió y no la vi

¿Qué cómo lo sé?

¿Entonces miento?

Si fuera de mi

hasta la dejaría sin aliento

solo que con la luz tan hostil

no me brinda sin fin

los misterios que

a ella me han

logrado

llegar.

Triste y rara vez la recuerdo

bajo este nudo de ilusiones,

que cuando intento huir

la confundo con retractiles lamparas.

Por esto execro de ella hablar

a pesar de que la sigo sin cesar,

ella se esconde de mi

en la grande ciudad

mientras es feliz

con otros

que sin quitarle la ropa

la desnudan,

¡morí!