Syol *

LLOVIZNA

 

 

Lluvia que asomas,
a un sollozo de cielo,
sobre la hoja, y el cántaro,
percusiona tu andar,
mecida entre arpejios,
los montes florecen,
y le nace una voz,
a la muda canal.

 

Lluvia que espantas,
hervor de tejados,
frescura de patio,
bautizando el rosal,
en fiesta de azogue,
dibujas relámpagos,
al gélido canvas,
de un manso cristal.

 

Ya rompen cerrojos,
el típico celo,
dejando mis dedos,
contigo danzar,
y a manto de besos,
mis manos en vuelo,
acunan tus perlas,
salpicando paz.

   

Tu liquidéz resbala,
en plateados laberintos,
y nos perdemos juntos,
entre el tráfico, y la gente,
que vulnerable huye,
en busca de abrigo,
con paraguas, y diarios,
cubriéndoles la frente.

   

Poco importa esa gente,
que te ignora a mi brazo,
yo así te quiero,
traviesa niña de azar,
aunque algún resfrío,
dejara tu abrazo,
aunque castiguen,
tus charcos al andar.

 

 

 

 

 

 

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR