//www.poemas-del-alma.com/

Aqua marina

Corazón sin vida

 

 

¡Cuanta pena llevo!

clavada en mi pecho,

tanto que sospecho

el morir de nuevo.

 

Pensando me atrevo

a soñar sin asecho

en mi triste lecho

del tiempo malevo.

 

Me quedo sangrante

incierta y perdida

sin alma que aguante

 

corazón sin vida

llevando jadeante

la flecha temida.