//www.poemas-del-alma.com/

Sergio Tavera

De una niña al vientre de su madre.

Aún no te conozco, y ya siento amarte

No puedo verte, pero siento tu mirada

Y aunque no pueda tocarte

 Tomare tu mano hasta el día de tu llegada        

 

Cada noche sueño con besarte,

Cada  día siento el peso de tus pasos

Y todo este tiempo, esperarte

Para sentir en la brisa tus abrazos

 

Tu rostro puedo ver en la luna

Tus manos puedo sentir en el viento

Porque juntas seremos una

Y sentirás lo que  yo siento

 

Un amor tan puro, tan inmenso

Tan sencillo, tan dulce como este verso

Cálido como el sol, como el fuego tan intenso

Dulce como la miel, infinito como el universo

 

Todos te estamos esperando

Tu madre, tu padre, tu abuelo, tu abuela

Y tu hermana que aquí está plasmando

Tu bienvenida Antonella.