//www.poemas-del-alma.com/

aday63

Tus manos

Enredadas en la maraña de mi pensamiento,

ni por un instante vuelan a otro derrotero.

Las siento aún, mariposas nocturnas

que cruzan mi cuerpo.

 

Piel con piel, inquietas

bailan este ritmo lento

que acelera 

corazón y sentimiento.

 

Con roce afectuoso 

buscan los rincones

que son más secretos.

 

Más, no es necesario,

pues el solo contacto

de tus bellos dedos

forman con mi piel 

un bello teclado

blanco y negro unidos

hermoso concierto

de amor y lujuria

de ternura y sexo.