//www.poemas-del-alma.com/

David Arthur

Para decir la verdad

 

 

Me cuelgo en los hilos

de  los contornos de tu sonrisa

y nivelo mi sed no saciada,

precariamente,

antes que la lava de la tentación

a cenizas mi cordura queme,

paulatinamente

 

Al acariciar mis labios los tuyos

siento la fiebre creciente,

los gérmenes contagiosos

de encanto agobían

la resistencia contra la seducción,

ya que un corazón en éxtasis

no proporciona ninguna defensa

en una batalla perdida,

contra el amor

.

Pero para decir la verdad,

de un antídoto yo me abstengo

 

David Thorpe ©® 2018

La foto de la red