//www.poemas-del-alma.com/

Rivaldo Viesca

Arroz Con Pollo

Abuela llama,

que no he contestado.

Que deje el vaso medio vacío en la barra porque no encontré funda.

Aún huele a teflón,a grasa y a aceite de oliva,

mientras mi hermano con su risa simplona,se jacta.

¡Hay no!

Servirle al tiempo sin sol,a la luna sin paz,que bella te veías;te verás.

Madre mía,sigue navegando,

de norte a sur,en tu eje,en tu órbita.

Esa eres tú,fuiste tú,reprochandome el piso.

Y yo avergonzado por la gente,que no valora,

que añora lo que no aflora en un campo de amapola.