//www.poemas-del-alma.com/

Edmundo Rodriguez

CUANTA FELICIDAD DISFRUTÈ

Mi cuerpo en estado sutil surcaba 

los aires , apreciando amplios valles 

verdes , donde se sentìa que la vida 

transcurrìa en paz . 

 

Una tranquilidad era evidente , los 

pastores recorrìan los territorios con 

sus rebaños , que comìan la abundante 

cosecha verde del campo . 

 

Escuchè a un grupo de jòvenes que con 

sus flautas hacìa vibrar la tierra de 

alegrìa , la brisa acariciaba el sonido y 

lo hacìa recorrer en los senderos . 

 

Las mujeres y los hombres se dedicaban 

con amor al cuido de la tierra y sus siembras 

eran abundantes . 

 

Los niños crecìan en plena tranquilidad , 

los padres los educaban y les enseñaban 

los oficios de la tierra . 

 

Nadie tenìa en su corazòn envidia , 

el fuego del conocimiento espiritual 

era evidente . 

 

Cuanta felicidad disfrutè .