//www.poemas-del-alma.com/

Ludvaldo

HOMBRES: LA VIOLENCIA EN LA SANGRE (soneto)

 

Dice de los Madriles la alcaldesa

que el crimen lleva el macho en su ADN

y que por eso al mundo le conviene

que mande la mujer, pues no es aviesa.  

 

Confieso que soy hombre y que me pesa:

decidme qué de hacer, ¿cortarme el pene

y dárselo en bandeja a doña Irene

Montero en el Congreso o la Congresa?  

 

Mejor también me corto las pelotas

igual que a sus mininos los cojones

les cortan las solteras feministas.  

 

¿Acaso no es que el rol de las mascotas

castradas asumamos los varones,

mujer, el colofón de tus conquistas?    

 

Osvaldo de Luis