//www.poemas-del-alma.com/

matias.p

La seductora soledad

Me siento en la eternidad de mi pensamiento

intentando ayer una respuesta.

Tal pregunta me a tomado años

encerrado en este gran vacío

 

De donde vendrá ese sonido a lo lejos

tan unísono y con amplitud  

sin dirección ubicable y sin detenerse

a veces dentro de mi oído, a veces fuera de él

 

Mi mirada yace perdida en la oscuridad

sin miedo, pero aun así sigue fija

como si intentase ver los ojos

de la mujer mas bella que hubiese visto

 

Después de algún tiempo

el sonido casi me parecía hermoso

rítmico, como el canto de una sirena

cuando la luna pareciera que rosa el mar

 

Tanta paz, sin nadie a mi alrededor

me siento tranquilo

mis preguntas fluyen, mis respuestas llueven

una circularidad infinita

 

Mi espalda siente una caricia

una mano casi de seda

se desliza de mi cuello al pecho

y unos labios tocan mi piel

 

Sin siquiera poder verla

siento que mi cuerpo esta rodeado por ella

Me quiere en sus brazos

silenciosos y acogedores

 

el tiempo no pasa

y acá nada cambia

excepto…? excepto yo

excepto mi pensamiento

 

siento que he vivido la eternidad

flotando por este lugar

la paz, la tranquilidad, sus brazos..

ella sigue igual  

 

no creo poder seguir

me siento triste, aislado

quiero ver, quiero tocar,

quiero hablar con alguien mas

 

no puedo gritar ni caminar

sus abrazos se sienten fríos

es acaso el pensamiento

la reflexión eterna  

 

la pregunta…! la pregunta !

por fin hallé la respuesta

que mi mente buscaba

o... eso creo

 

abrí mis ojos

estaba sobre la cama

solo en mi habitación

y la hora eran las 4 am

 

La soledad tan bella

tan silenciosa, única,

seductora y sabia

 

Acudo a ella cuando la necesito.

Acogedora, severa y habladora

 

De vez en cuando su visita

deja más de una lagrima

en el tapete bajo los pies de mi cama  

aun así me cuido de ella 

como ella se cuida de mi

un amor de silencio y misterio