//www.poemas-del-alma.com/

Lucero J.

Temazcal

(Mitakuye oyasin)

Y son siete… todo se oscurece

¿Por qué no hay a quien encomendarse?

Encuéntralo antes que la puerta empiece.

 

(Mitakuye oyasin)

Y la atmosfera al Dios hace abrumarse.

Son particulares las emociones.

Entre muchos Quetzalcóatl aparece.

 

(Mitakuye oyasin)

Pobres amanecen mis tradiciones.

¡Por favor purifica a nuestro pueblo!...

Sollozo… por todas mis relaciones.